¡Último gran reto superado!

La penúltima etapa, la decimotercera, ya la tenemos en el saco. Ha sido un día larguísimo, tengo el cuerpo que ya ni lo siento. Pensad que he hecho 907 km entre enlace y tramo cronometrado, una locura. Pero tú, lo he hecho, y además en un día tan especial como hoy, que es mi cumpleaños. ¡Seguro que será uno de esos aniversarios que recordaré toda la vida! ¡Gas, Nandu, que eso ya lo tienes!

La preparación para esta etapa también ha sido compleja. ¡Cuatro horas para pintar el roadbook! Me he hartado de reseguir cosas de colores. Me parece que a partir de ahora me pondré a hacer mandalas, a ver si no pierdo la costumbre. Lo que pasa es que seguro que me salgo de la línea, que soy bastante torpe. Damià Aguilar, de Catalunya Ràdio, me entrevistó ayer para el programa Tot Costa para hablar de cómo preparaba esta etapa y de cómo estoy viviendo el Dakar. Os recomiendo que la escuchéis!

 

Y después de eso, pues venga, a descansar y a levantarte al día siguiente para salir de San Juan, hacer un primer enlace y coger ritmo de carrera. Al principio he perdido mucho tiempo y en el primer Way Point ya he llegado bastante atrás. Hoy, con una etapa tan larga de antemano, y teniendo a tocar el final del Dakar, he sentido que tenía mucho que perder si no corría con sensatez. He pensado: Nandu, si has llegado hasta aquí, tienes que terminar el Dakar. Y con esta idea he seguido corriendo. Con cabeza, con fuerza y ​​con paciencia.

No he quedado tan bien posicionado como otros días, porque he quedado el 80, con un tiempo total de 8 horas 28 minutos y 4 segundos, pero el reto de hoy era terminar. He bajado ligeramente en la general. Ahora soy el 53º. ¡Si no hay ninguna sorpresa, quedaré entre los 60 primeros seguro!

Ahora a preparar el último día. Si todo va bien, deberá ser un trámite. ¡Venga, Nandu, que ya llegas!

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *