¡Esto es durísimo!

Buff, estoy agotado. Nos hemos cascado más de 700 km en moto, entre el enlace y la carrera propiamente dicha y esto no lo aguanta cualquiera. ¡Todavía no sé ni cómo he llegado!

nandu-dakar-aiguaEn el vídeo os cuento todo, esta séptima etapa ha sido durísima. Me he pasado los 200 primeros kilómetros de la especial (de un total de 425) con tramos de hierba de camello muy cabrones. Vegetación, arena dura, arena blanda, imposible pilotar bien. No sé ni cuántas veces me he ido al suelo, he perdido la cuenta… al final le he cogido un poco el tranquillo y a base de mantener siempre el mismo ritmo constante he salido bastante bien.

He sufrido muchísimo pero cuando he visto la clasificación de todos los pilotos he flipado. ¡El 54 hoy! Después de 7 horas, 42 minutos y 44 segundos, he podido descansar, y he subido un poco más en la general, 61º. No me quiero imaginar todo lo que habrán sufrido el resto de pilotos para que a mí me haya ido tan bien… Están locos los pilotos del Dakar, quizá por eso me entiendo tan bien con ellos.

Lo mejor de todo es que la moto está mucho más entera que yo y sólo tendré que limpiarla y prepararla mínimamente para mañana. Esto es clave para una etapa maratón como la del fin de semana. Si se hubiese roto algo, debería repararlo yo, porque no podemos recibir asistencia de los mecánicos hasta que termine la etapa de mañana domingo.

Hemos salvado la primera parte del maratón. ¡Ahora vamos a por la segunda! ¡Gas a la vida!

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *