Tanto correr, al final te quedas sin gasolina

 

En la moto no te puedes despistar. ¡Y no lo digo por las caídas, sino porque si no te das cuenta se te vacía el depósito y te quedas tirado!

Así terminé mi entrenamiento el lunes, pidiéndole a la Rosa Romero que me dejara un poco de gasolina de su moto para ir a comer. ¡Cosas que pasan!

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *